Pero jamás te olvides



Ve a despegar,
A soñar despierto,
Ve a regalar,
Todo ese sentimiento,
No te pierdas,
Buscando en las piedras,
Ahí no encontraras más que huecos,
Ve a gritarle al viento,
Escucharas a tu eco,
Entrégate al amor,
Aun que te deje dolor,
Entrégate al tiempo,
Sin tener miedo a perderlo,
Vive, aunque solo sea un suspiro,
Pero jamás te olvides,
Que eres lo que mas quiero.

El aire para respirar



Después de terminar, me di cuenta que ya no necesitaba nada mas, con solo verla dormida a un lado mío, me confortaba en cierta manera su tranquilidad, se veía tan feliz. Yo, estaba encontrando lo que en parte de mi vida buscaba. Así debía sentirse cuando la encontrabas, paz interior, ya no había miedo, todo eso cambio cuando ella también me encontró.

Ya no había dudas, no existía mas la inseguridad o cualquier otro factor negativo, allí estábamos los dos, ¿Quién salvo a quien?, ¿Pero de que fuimos salvados? Quizás no lo queramos saber, pero así se siente, cuando terminas cansado, abrazados, teniendo juegos mentales que ya no valen la pena, ahora es ahora, ya no se necesitaba nada mas, solo se necesitaba el aire para respirar y seguir amando.

¿Pero porque estamos aquí?



Amigos míos, no quiero asustarlos, pero al parecer, la tierra dejo de existir hace millones de años, y con ello, toda la vida que contenía. ¿Pero porque estamos aquí? La idea es que somos la luz reflejada, somos la onda que sigue propagándose en el vació del espacio.

Para que me entiendan, recuerden que la luz que vemos de las estrellas, son de estrellas que están años luz de distancia y que en algunos casos, esos astros desaparecieron hace millones de años pero apenas percibimos sus luces. Así como también nacen estrellas, dentro de millones de años sabremos de ellas, cuando lo descubramos, ya serán antiguas, pero nosotros las veremos cómo recién creadas.

El numero 7 y la realidad



Cuando Sandy fue hipnotizada, se le pidió que olvidara de su mente todo concepto que tuviera del numero 7. Logrando que despertara, se le pidió que contara los dedos de sus manos, ella lo realizo, desconociendo de antemano él para que. Empezó a contar con el pulgar izquierdo, 1,2,3,4,5,6,8,9,10,11, Sandy se asusto, pensó que en algún momento se adelanto y volvió a contar, 1,2,3,4,5,6,8,9,10,11,  ella miro sus manos, estaban completas y no faltaba algo, pero no le cuadraba el resultado. Volvió a contar varias veces sin saber porque llegaba al 11. Sandy regreso a un estado de hipnosis, le regresaron todo lo referente al número 7. La muchacha se sentía aliviada de volver a contar hasta el número 10 con los dedos de sus manos.     

El problema de Sandy es que únicamente le hicieron olvidar el 7, cuando se le pide contar los dedos, ella sabe que llegara hasta el diez, pero su mente “acostumbrada” choca con la realidad que ve, es decir, sus ideas ya establecidas provocan que se confunda con algo que experimenta y no puede refutarlo, la evidencia de llegar al 11 es real.

En el año 2037



En el año 2037 los científicos del mundo detectaron un meteorito próximo a estrellarse a la tierra. Determinaron que el meteorito llegaría a impactar dentro de 1 año, poco tiempo para construir un plan para destruirlo. Sin perder un segundo mas, un grupo de físicos idearon un plan perfecto, construyeron una maquina que enviaba y recibía mensajes. Pero la diferencia con cualquier otro aparato de comunicación era que enviaba mensajes al pasado y recibía los mensajes que le llegaban del futuro. De ese modo, si el mundo fracasaba en su intento por destruir el meteorito, mandarían un mensaje para avisarles que el plan que seguían fracaso y tenían que realizar otro.

El día en que empezó a operar la maquina, empezaron a recibir mensajes cada minuto, a partir de las 10:00 am, la regla era no enviar un mensaje al mismo minuto, si fuera a pasar esto, los mensajes serian indescifrables. Los físicos estaban atónitos, pues no dejaban de llegar mensajes de fracaso. Uno de los físicos comento que si llegaban malas noticias no permitirían idear un plan lo más pronto y de continuar así no harían nada, pero sucedía que si realizaban planes a lo que relatan los mensajes del futuro.

Algo no estaba claro, empezaron a creer que en realidad no enviaba mensajes en el tiempo, sino que enviaba mensajes a universos paralelos. Un universo mandaba un mensaje y nosotros lo recibimos, por lo tanto, para no perder el tiempo, comenzaron  a construir el plan para salvar a la tierra, el último mensaje fue a las 11:37 am, apagaron el receptor, si fracasamos enviaremos un mensaje para que llegue a las 11:38 am.

Para nuestra tristeza como testigos de esta catástrofe, la tierra de la que hablaba en un principio fue destruida, llegaron mensajes en otras tierras después de las 11:38 am, continuando así hasta el día siguiente cuando a las 9:11 am, llego un mensaje de triunfo, las instrucciones fueron claras y precisas. Así fue como en otras tierras el mensaje se replico a las 9:11 am, como se trataba del mismo mensaje ya no había problema que se transmitiera a la misma hora.

Incontables mundos murieran para que incontables mundos vivieran.