Palabras

Un misterio en un amor es algo inmarcesible y nunca es efímero, no se puede olvidar una epifanía, por esta razón tengo una limerencia. Todo por culpa de una serendipia, pues ella es inefable, todo en ella lo es.

El melifluo de su voz me convierte en un sonámbulo, perdiéndome en una época, en un lugar extraño, donde el arrebol, la iridiscencia y la luminiscencia, son la combinación correcta, para tener elocuencias. 



Una conversación con Don Agustín Lara

Una vez me encontré al compositor e intérprete mexicano de canciones y boleros Ángel Agustín María Carlos Fausto Mariano Alfonso del Sagrado Corazón de Jesús Lara y Aguirre del Pino, mejor conocido como Agustín Lara y esta fue la conversación que tuvimos:

Don Agustín Lara, buenas noches, deje le cuento que hay una muchacha, me enamore de ella y usted ¿Me puede aconsejar como conquistarla?

-Llévale más que una canción, Un pedazo de tu corazón, llevarle más nada que un beso friolento, travieso, amargo y dulzón.-

Gracias Don Agustín Lara, ¿Qué mas puedo hacer? ¿Qué le puedo decir?

-Poniendo la mano sobre tu corazón, Dile: Quisiera decirte al compás de un son, que tú eres mi vida que no quiero a nadie, que respiro el aire, que respiro el aire, que respiras tú.-

Usted sabe mucho de estas cosas Don Agustín Lara, pero quiero saber mas, quiero conocer su experiencia para poder enamorar a la muchacha. ¿Cómo le puedo declarar mis sentimientos con ella?

Dile a la muchacha: Es tu pie menudito, como un alfiletero, en cuya felpa rosa, prendí mi amor entero, y tú pie chiquitito, tiene tal distinción, que por eso yo quiero, dejar a tus pies, mi corazón.

Gracias de verdad Don Agustín, ya le contare después como me fue, espero verlo pronto y darle buenas noticias


Recuerdas

Déjame decirte algunas palabras, me gustaría que tomaras asiento, no es fácil lo que te voy a decir, pero antes déjame explicarte algunas cosas:

Recuerdas aquel grifo en el que te subiste y fuiste a volar por toda la ciudad, tarde más de un mes para convencerlo y accediera a que lo montaran, me picoteo durante mucho tiempo, me lleno de lodo que me arrojaba cuando estaba enojado y no olvide la ocasión en la que me arrojo desde el cielo. Pero yo solo quería verte sonreír y verte emocionada.

Recuerdas cuando bailamos en medio de la laguna con música de fondo tu canción favorita, tuve que hablar con las sirenas, y no fue fácil convencerlas a que me apoyaran, son algo especiales para entablar una comunicación con su lenguaje, en el que tarde meses aprendiéndolo, les hable de la idea que tenia para ti aquella noche con luna llena, el cielo despejado y las sirenas haciendo esas figuras geométricas que solo ellas pueden hacer con el agua, adornando aquel momento.

Recuerdas a la tortuga gigante que nos conto aquel cuento que te dedico, deja confesarte que fui yo quien escribió ese cuento, me pase varios días ayudando a la tortuga gigante a que se lo memorizara, y créeme que llegaron días en que nos desvelábamos para que lo contara bien, a veces olvidaba el principio o el final, pero ahí estaba tomándolo con calma.

Recuerdas aquel titán de piedra que nos llevo a recorrer el mar arriba de su hombre, casi me aplasta cuando lo encontré, escale durante no sé cuanto tiempo y cuando sentí el aire frio, ya estaba por encima de las nubes y entonces encontré su oído, gritándole para que me escuchara, le comente que en tu día de cumpleaños se presentara y nos llevara a recorrer por todo el mundo.


Busque la manera para que no lo supieras y quería que todo se sintiera espontaneo y de manera natural, pero en mi mente me llegaron todos esos recuerdos y lo que mas me dolió fue por el motivo por el que tomaste esa solución, que yo no hacia nada por ti, ahora que sabes, lo que hacia por ti y todo lo que recuerdas que hicimos juntos no fue por casualidades, no espero a que cambies tu decisión, de hecho estoy de acuerdo. No debí de haber hecho las cosas a escondidas para sorprenderte, pensé que esforzándome para crear buenos recuerdos seria buena idea y no lo fue. Lo hacia sin esperar algo a cambio pero terminas aceptando que después de todo, si esperas algo y lo único que quería era sentirme amado.  



El Café Cuántico

Llegando al Café Cuántico, vi la siguiente lista:

·         Batido de Café
·         Batido de Plátanos al Café
·         Café Americano
·         Café Antillano
·         Café Calipso
·         Café Canelado
·         Café al Caramelo
·         Café Caraqueño
·         Café Capuchino
·         Café al Coñac
·         Café curaçao
·         Café "Champs Elisées"
·         Café "Château"
·         Café al chocolate
·         Café danés
·         Café "du matin"
·         Café escocés
·         Café flambeado

-Buenas noches, quiero un café escocés-
(Espera 5 min)
-Aquí tiene su café "Château"
-Pero pedí un café escocés-
-Lo sabemos, pero mientras hacíamos su café escocés, cambio a café canelado, después cambio a café calipso y mientras se lo traíamos llego a ser café "Château", en este momento ya es café caraqueño, pero si espera un tiempo puede volverse café escocés . Le recordamos que es un café cuántico y las probabilidades están al orden del día-

-(Toma el café ) Sabe a batido de plátanos al café-.